Comenzó el tiempo de Adviento

Dejemos que el Señor nos moldee

«Señor, tú eres nuestro Padre. Nosotros somos el barro, tú nuestro alfarero» (Isaías 64:8-9)

 

Preparamos nuestros corazones para esperar al Señor. Le pedimos que nos moldee. Él está buscando un lugar. Estamos velando para que el Señor nos muestre el camino de nuestras vidas.

 

1470214_684783211555715_1870289461_n

Deje una respuesta