¡Miren qué bueno fue estar juntos!

Finalmente, llegó el día de la fiesta  en el parque. Desde temprano trabajamos en el armado -y hasta tarde en el desarmado-  de los puestos de juego de la kermese. Dios nos regaló luminoso día de primavera para compartirle al barrio de Saavedra la buena noticia de la Salvación.

Muchos chicos y chicas -y grandes también-  se acercaron a jugar con nosotros. Armamos seis puestos con distintos juegos y el mismo premio: un caramelo y la alegría de estar juntos, unidos por el amor de Dios. También participó un grupo de música rock cristiano y nuestro pastor, Juan Gattinoni, nos predicó la Palabra de Dios.

Damos gracias al Señor haber podido anunciar su Reino a través del servicio a  nuestros  vecinos y vecinas.

Deje una respuesta